SGS, localizada en Ponta Grossa, estado de Paraná, Brasil, cuenta con una planta industrial dedicada a elaborar productos de origen vegetal, con certificación Kosher y NO transgénicos. La empresa se focaliza en la producción de emulsionantes destinados fundamentalmente a la industria de alimentos: panificados, lácteos, chocolates, margarinas, helados y otras.